Cuban-Americans, the best present for your parents. Make them laugh!

 

OLGA CONNOR reseña Abajo quién tu sabes

El Nuevo Herald, 15 de abril, 2014
http://www.elnuevoherald.com/2014/04/15/1726975/olga-connor-chistes-y-poemas-de.html

En La otra esquina de las palabras del Café Demetrio se presentó Abajo quien tú sabes: Humor político en el socialismo, del editor de Alexandria Library, Modesto “Kiko” Arocha.

Nacido en La Habana en 1937, Arocha se hizo ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Pero cuando llegó a Estados Unidos, en 1995, cambió de carrera al dedicarse a traducir y editar libros y sitios en la red, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami.

Arocha comenzó a recopilar chistes que circulaban en Cuba en 1992, y cuando llegó un “extranjero” a La Habana le envió con él una copia del texto a su hermana Yoly en Miami. El resultado fue la publicación de Chistes de Cuba, ese mismo año por Juan Manuel Salvat, editor de la Editorial Universal. Este nuevo libro es una cuarta edición corregida y aumentada de aquél: una antología de chistes populares contra las dictaduras socialistas y contiene 800 chistes que han circulado en Cuba, y otros 200 de la Unión Soviética y de los países de Europa del Este. Lo que se destaca como tema de estos chistes son las condiciones de escasez, ineficacia y autoritarismo, típicas de esos regímenes.

Vilma Cebrián, que presentó al autor, dijo que “desde los inicios de la historia humana, las personas se han burlado de aquéllos en el poder: faraones, reyes y políticos. Comenzando con los grafitis en Pompeya y terminando en el humor subversivo en el socialismo real, los chistes políticos surgen y se repiten siempre por la misma razón: poner en ridículo a la autoridad. Cada broma, según el escritor británico George Orwell, es una pequeña revolución”.

Luego explicó que, según los sociólogos, el chiste se basa en el estereotipo, jugando con la complicidad del oyente que sabe quién es ese estereotipo. Abajo quien tú sabes juega con ese concepto. Porque todos los cubanos sabemos quién es. Pero si es en Venezuela, también se lo adjudican al estereotipo de ellos. Y así en todos los países, debido a que “quien tú sabes” es el que los oprime a todos. Un chiste político sobre el gobierno cubano de ese tiempo en que los comenzó a recoger y que representa el humor del libro es el siguiente:

Fidel y Raúl están en el aeropuerto de Rancho Boyeros esperando a Gorbachev y comienza a llover. Raúl se remanga los pantalones para no salpicarse. Llega Gorbachev y, cuando está bajando la escalerilla del avión, Fidel le dice a Raúl: ‘¡Bájate los pantalones!’

‘¿Tanto le debemos?’

flecha_izd.GIF (1565 bytes)

 

Trate de introducir un ejemplar en Cuba