DR. LUIS AGUILAR LEÓN

Apuntes biográficos

Nací en Manzanillo, Cuba, el 16  de junio de 1925. Un año después, mi padre, miembro del poder judicial, fue trasladado a Cárdenas, donde vivimos diez años y luego nos trasladamos a Remedios, en Santa Clara y finalmente a Santiago de Cuba, donde me casé y crié a mi familia.

Alumno del Colegio de Dolores de los jesuítas, terminé el bachillerato en el Colegio de Belén en la Habana y me gradué de abogado en 1949. Ese mismo año, mi primer ensayo, un estudio del pensamiento de Enrique José Varona, publicado en la Revista Trimeste de Ramiro Guerra, me valió una beca para estudiar en España por un año. A mi retorno, gané por oposición la cátedra de Filosofía del Derecho en la Universidad de Oriente.  

En 1955, cuando la oposición al gobierno de Batista tensaba la atmósfera política de Cuba, la Sociedad Cubana de Filosofía publicó mi libro "Pasado y Ambiente en el proceso cubano", en el cual, como en mis contribuciones a la prensa cubana, luché por causas como la superación de la discriminación racial en Cuba, expresé mi repudio a todo tipo de dictadura y mi permanente fe en la democracia. "Lo vital en Cuba", escribí una vez en "Carteles", en 1958, "es evitar que la violencia perdure y que los héroes de hoy se conviertan en los opresores del mañana".

Después de la fuga de Batista, me ofrecieron y acepté, por unos siete meses, participar en el Instituto Revolucionario de Cultura. Luego de renunciar a mi cargo, seguí defendiendo los

valores democráticos aplastados por la nueva dictadura. Mi artículo "La Hora de la Unanimidad" ("Prensa Libre”, 16 de mayo de 1960) denunciando al creciente totalitarismo estatal, mereció una "coletilla", donde un ficticio grupo de "trabajadores" demandaba que me llevaran ante el paredón de fusilamiento. Al día siguiente el periódico fue clausurado y, poco tiempo después, tomé camino del exilio.

 Después de adquirir un barco, y algunas no muy exitosas intentonas de llevar armas y ayudar a los que luchaban en Cuba, el fracaso de Bahía de Cochinos paralizó tales acciones y obligó a buscar trabajo. Tuve la suerte de que la Universidad de Columbia, en Nueva York, me contratara para dictar un curso de Introducción a la Cultura Latinoamericana. Antes de terminar el curso 1961-62, la Universidad de Georgetown me invitó a enseñar temas latinoamericanos y cubanos. En 1967 obtuve un Ph.D en Relaciones Internacionales de la American University, en Washington DC. En el curso 1969-70, la Universidad de Cornell me invitó a dictar un curso sobre la revolución cubana y publicó mi libro "Cuba 1933: Prologue to Revolution".

Cuando cumplí 30 años de enseñar en Georgetown, y de viajar por toda la América Latina como Asesor del National Endowment for Democracy, decidí retirarme. Georgetown me proclamó "Profesor Benemérito" y llegamos a Miami, mi esposa Vera y mi hija Elizabeth, (mis dos hijos habían tomado ya otros rumbos) diez días antes de que llegara el Andrew. Aquí en Miami, tuve el honor de que el Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami me invitara a trabajar con ellos y volver a dar clases. Llevo tres años dictando un curso sobre "Cuba y su Circunstancia", abierto al público en general.

Publicaciones

  • Pasado y Ambiente en el Proceso Cubano; La Habana,  La Sociedad Cubana de Filosofía; 1957.  

  • Marxism in Latin America (New York; Alfred Knopf , dos ediciones 1967, 1974)  

  • Cuba 1933: Prologue to Revolution (Cornell University Press: 1972; 1976)

  • Cuba: Conciencia y Revolución (1971)  

  • Edit, Operation Zapata (1982)  

  • De cómo se me murieron las palabras (1984)  

  • Reflexiones sobre Cuba y su futuro (1991; 1992)  

  • Todo tiene su tiempo (Miami: Ediciones Universal; 1997)  

  • Contribuyó al Cambridge History of Latin America (Volumen 5; 1986) y a otras publicaciones.  

  • Columnista del Diario Las Américas; Director de Opiniones y luego columnista de El Nuevo Herald y del Miami Herald.

a

Webmaster: Alexandria Library Incorporated