© Leonel Menéndez Álvarez, 2009
ISBN: 978-1-934804-40-7
Library of Congress Control Number: 2009906884
losmangos@ymail.com

Formato: Rústica; Páginas: 96; Tamaño: 5.5" x 8.5"

Alexandria Library

En el Barrio de Los Mangos

Leonel Menéndez Álvarez nació en la ciudad de los puentes y ríos, Matanzas, Cuba, en un barrio cuyo nombre no aparece en ninguna enciclopedia, El Barrio de Los Mangos.
Es como uno de esos lugares que no existen, como los cuentos de hadas. Por eso empezó a escribir estos recuerdos; algo de historia, algo de memorias, algo de verdad, algo de ensayo y algo de ficción para proteger a los inocentes y llevar al lector a que conozca su mundo de niñez a adolescente en medio de una revolución y de muchos cambios internos y externos.


Reseña de En el Barrio de Los Mangos
por Margarita Noguera


Ver vídeo de la presentación

Revista Cultural Hispano Americana
"En el Barrio de Los Mangos: La mirada de un niño sabio."

Comentarios y reseñas de lectores de
“En el Barrio de Los Mangos”

EN EL BARRIO DE LOS MANGOS

“Es innegable que las cosas más sencillas son las que más conmueven a los corazones”      Alejandro Dumas, padre

Es difícil en las apretadas páginas de un libro captar la luz del cielo, la frescura de un jardín o la tierna sonrisa de un niño.  Y a veces es aún más difícil darle color a la historia, a los recuerdos, a un mundo que quedó atrás hace mucho tiempo, pero que aún vive plasmado en nuestros corazones.

En “En El Barrio de Los Mangos” su autor anhela vehemente reproducir una época inocente frente al huracán que se avecinaba y al que su familia ya había comenzado a darle frente.  Los relatos nos envuelven, nos traen cierta inquietud infantil, con la misma dulzura de uno de esos mangos que poco a poco fueron desapareciendo del barrio.  Una página nos hace reír, y en la siguiente descubrimos que los ojos se nos llenan de lágrimas.  No hay imágenes rebuscadas, ni metáforas complicadas, solamente la sinceridad de un mundo visto desde el prisma de los ojos de un niño.

El estilo es sencillo, una prosa sin enredos, donde se desgrana el dulce apego por la tierra natal, el cariño a sus padres, amigos, vecinos, miembros todos de una sola familia que va más allá de los lazos sanguíneos.  En sus anécdotas no se ve un provincialismo exagerado y ridículo, sino la sencillez de todo lo noble y bello del corazón cubano con raíces matanceras.

Este breve libro es tan refrescante como un chubasco de primavera, y cada una de sus páginas es una exquisita guirnalda de imágenes de una época que jamás volverá y que en manos de hombres odiosos fue destruida para siempre.  No es nada fácil escribir un buen libro.  En el caso de “En El Barrio de Los Mangos”, su autor ha sabido sortear escollos y salir airoso de la prueba.  El resto está en manos del lector.           
                      
Raúl De Cárdenas, dramaturgo.

Compre el libro por PayPal o tarjeta de crédito
$16.75 (Incluye gastos de envío)
Clic Aquí para comprarlo


 


En el Barrio de los Mangos

Olga Connor
El Nuevo Herald
olconnor@bellsouth.net

Zu Galeria Fine Arts presentó En el Barrio de los Mangos del escritor cubano Leonel Menéndez Alvarez, quien reside en California y llegó precedido de la recomendación del reconocido dramaturgo Raúl de Cárdenas: ``En este libro: En el Barrio de los Mangos, su autor anhela vehemente reproducir una época inocente frente al huracán que se avecinaba y a la que su familia ya había comenzado a darle frente. Los relatos nos envuelven, nos traen cierta inquietud infantil, con la misma dulzura de uno de esos mangos que poco a poco fueron desapareciendo del barrio. Una página nos hace reír, y en la siguiente descubrimos que los ojos se nos llenan de lágrimas. No hay imágenes rebuscadas, ni metáforas complicadas, solamente la sinceridad de un mundo visto desde el prisma de los ojos de un niño...''

Manny López, director de Zu Galería, lo presentó identificándose con el libro, ya que procede de un pueblito de Cuba, Morón, en el que habita un sinfín de personajes del tipo que presentan los cuentos. ``Las vivencias de este niño pudieron haber sido las mías'', comentó.

El autor, quien identifica el Barrio de los Mangos con el mundo de Oz, o el de los viajes de Gulliver, un pueblo mítico de Cuba, como un sitio soñado de su infancia, presentó entonces a la actriz Madeline Marchant, quien leyó Barbarita Ciclón y Los quince de la galleguita. Y luego él mismo leyó En el Barrio de los Mangos y Las tres palmas reales. • 

 

De El Barrio de los Mangos: “Volar como Matías Pérez"

A mí me gusta contar historias, historias que creo en mí cabeza. Te voy a contar una de un niño que se sentía como que era de otro planeta. La historia que escribió fue paso a paso, con aquellos zapatos viejos que adentro tenían herraduras de metal para mis pies planos, y tenían las suelas gastadas, pero paso a paso se llega a Roma, según me dice mi abuela Pepa. Y yo sé que algún día conoceré a Roma.

Yo todo esto lo pongo en papel y hoja, así los fantasmas y brujas desaparecen de mi mente.

Uno de estos días voy agarrar mis libros y mis notas y desapareceré como Matías Pérez, en un globo de aire. Y cuando los vecinos se pregunten, que le pasó a Leonelito, que desapareció con sus libros, sus papeles y sus zapatos rotos, yo ya estaré muy lejos por allá por Estados Unidos, pero esto es mi gran secreto. Los vecinos no sabrán que me iré, como lo hizo mi tío Angelito, pero yo regresaré un día para que vean lo que escribí sobre el Barrio de Los Mangos.

-oOo-

Ver otras críticas aparecidas en la prensa sobre el libro:

Latinola

Diario Las Américas